Morat lanza 'Yo no merezco volver' para publicar su nuevo disco 'Balas Perdidas'

Morat lanza 'Yo no merezco volver' para publicar su nuevo disco 'Balas Perdidas'

Publicado: 30-07-2018

Tras los éxitos de 'Besos en Guerra', 'Punto y Aparte', 'Cuando nadie ve' y 'El Embrujo'; Morat ha decidido que ha llegado el momento de reunir todos estos éxitos con 8 temas nuevos más en 'Balas Perdidas', su nuevo álbum. Con motivo de este gran lanzamiento, la banda estrena el videoclip de 'Yo no merezco volver', otra de las canciones incluidas en este trabajo.

Morat presentan su nuevo disco, 'Balas Perdidas', un trabajo cristalino que viene gestándose tiempo atrás, tiempo que le ha servido para alcanzar una dimensión completa fruto de la clara evolución del sonido de la banda, de su composición, producción e interpretación, y que les ha llevado a convertirse, en poco tiempo, en una de las bandas pop más grandes de España y América Latina.

'Balas Perdidas' contiene 12 canciones, cuatro de las cuales son ya grandes conocidos, 'Besos en Guerra' junto a Juanes, canción que certificó el Doble Disco de Platino en España, 'Punto y Aparte', 'Cuando nadie ve' Disco de Platino en España, y el recién publicado 'El Embrujo' junto a Antonio Carmona y Josemi Carmona, homenaje a nuestro país.

Como estreno del lanzamiento de su nueva entrega, Morat nos muestran 'Yo no merezco volver' como la canción más triste que han escrito, una tema que trata de hacer aún más intenso el castigo del desamor.

 

"Imaginen un terreno baldío en el que se va caminando, sin rumbo. No hay mucho que ver. No hay árboles, ni ríos, ni estrellas, ni sol, ni luna. Un paso tras otro se avanza, aunque no se sabe muy bien a dónde va. De repente, tan rápido como un rayo, se siente un cambio abrupto en el cuerpo.", con estas palabras empieza el extenso mensaje con el que la banda describe su nuevo álbum.

Un total de 12 "balas perdidas" que hablan del dolor y el desamor: "Nadie puede escapar de una bala perdida, pues nadie puede huir de lo que no espera"

"A pesar del daño colateral, en el azar de disparar y recibir disparos, sólo esperamos que esto nunca se detenga. Que, con todo y las heridas, sigamos recibiendo estos disparos que nos sacuden el corazón y nos recuerdan que ahí sigue, palpitando, jugando ser un blanco. Acá les dejamos doce balas perdidas con la esperanza de que, de una u otra forma, los alcance alguna, como varias nos han alcanzado ya a nosotros”